Marcadores y conectores discursivos

13 Oct

Encontrar una clasificación adecuada para los marcadores y conectores discursivos resulta una tarea más complicada de lo que pueda parecer en un primer momento. Existen diversas clasificaciones que varían dependiendo de la escuela lingüística o del autor que lAs propone. A continuación presentamos dos cuadros en los que aparecen sistematizados, por una parte, los principales marcadores discursivos, y por otra, los conectores más frecuentes en los tipos de texto que comentaremos. Esperamos que estos materiales os ayuden a aclarar vuestras dudas.

MARCADORES

Nombre
Uso
Ejemplos
Iniciadores
Encabezan textos, en especial, los de los géneros orales planificados.
Para empezar, antes de, antes que nada.
Distribuidores
Separan la información de modo que se puedan identificar por separado.
Por un lado, por el otro, por una parte, por la otra.
Enumeradores
Ordenan la información de modo que sea más fácil identificar a cada uno de ellos.
En primer lugar, en segundo lugar.
Conclusivos y finalizadores
Destacan la conclusión o final del texto.
En conclusión, para finalizar, para terminar.
Resumidores
Recuperan la información previa del texto.
En resumen, en síntesis, para resumir.
De cambio de tema
No señalan un cambio brusco del tema, sino la aparición de un tema lateral o menor dentro del texto.
Por otra parte, en otro orden, ahora bien, con referencia a, en lo que respecta a.
Aditivos
Se agregan hechos, ideas, argumentos, conceptos, detalles, etcétera.
Además, también, encima, es más, aparte, por añadidura, a esto se agrega.
De desviación (o digresivos)
Inician una línea temática o presentan una información que se aparta de la línea central de ideas que se desarrolla.
A propósito, de paso, ya que se trata este tema.
Metatextuales o espacio-temporales
Marcan lugares o momentos dentro de la organización textual para que el lector pueda orientarse mejor en él.
Hasta el momento, antes, en el capítulo anterior, más arriba, más adelante.
De punto de vista
Introducen diferentes puntos de vista o enfoques de un tema.
Según, a nuestro parecer, algunos autores formulan, de acuerdo con.
De reformulación
Inician una nueva formulación de lo que se acaba de decir para que resulte más claro.
Es decir, para decirlo de otro modo, esto es.
De ejemplificación
Introducen un ejemplo para mejorar la comprensión.
Por ejemplo, a modo de ejemplo, es el caso de.
Evidenciales
Subrayan una demostración.
Evidentemente, como es evidente, es indudable, está claro que, seguramente que, es cierto que, como se puede observar, como se ve.
De jerarquización
Destacan algún segmento del texto para mostrar que es más importante que otros.
En particular, especialmente, fundamentalmente, en especial, precisamente, sobre todo.
Confirmación de un enunciado anterior
Inician la fundamentación de algo que se acaba de asegurar.
En efecto, efectivamente.

CONECTORES

Nombre
Uso
Ejemplos
Adición
Se indica que un componente del texto debe ser sumado a lo que se dijo antes.
Además, también, igualmente, asimismo, a esto se suma, no sólo…, sino también, tal…, como, del mismo modo.
Condición
En un segmento del texto, se indica una condición para que se cumpla lo que se dice en otro segmento.
Si, en caso de que, en tanto que, con que, mientras que, de seguir así.
Causalidad
Se indica en un segmento del texto, una causa y en otro, un efecto o consecuencia (pueden estar en orden inverso).
Porque, como, por esa razón, a causa de, por esto, gracias a.
Consecuencia
A la inversa de la causa, se indica que un segmento del texto es el resultado de lo que se dice en otro segmento.
En consecuencia, así pues, entonces, de modo que, por ende, por consiguiente, como consecuencia, por lo tanto.
Justificación
Es una variante de la causalidad, pero expresada de un modo indiscutible. El segmento del texto que comienza con este conector es una justificación de lo que se dijo en el segmento anterior.
Ya que, puesto que, debido a que, dado que.
Oposición
En dos segmentos del texto, aparecen enunciados que se oponen en parte o totalmente. Prevalece con más peso el que está encabezado por el conector.
Pero, sin embrago, no obstante, por el contrario, pero en realidad no…, sino que.
Generalización o extensión
El componente del texto que está encabezado por el conector generaliza o extiende a otras circunstancias lo que se dice en el anterior.
En general, generalmente.
Reformulación
El componente que sigue al conector corrige o redefine lo que se dice antes, pero esa corrección no es una aclaración, como el caso de los marcadores, sino que se opone a lo anterior para invalidarlo en parte o totalmente.
En realidad, realmente, en verdad, de todos modos, de cualquier modo.
Temporalidad
Los acontecimientos que se comunican en el texto se pautan como sucesivos y se los relaciona unos con otros en una serie marcada por el paso del tiempo.
Cuando, mientras, en tanto que, luego, en el momento en que, apenas, no bien, antes que, después que, en cuanto, a medida que.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Proyecto Novela

Una aventura narrativa en ABP

A %d blogueros les gusta esto: